13 junio 2005

La ciudad de los angeles

Ya estoy en Bangkok. Para variar, no encuentro los malditos acentos en el teclado del ordenador, por lo que todas mis cronicas iran sin ellos.
El vuelo fue bien, aunque me toco a un sueco corpulento al lado, que se agencio del reposabrazos izquierdo la mayor parte del trayecto (a mi derecha tenia el pasillo, por suerte).
Una vez en el aeropuerto de destino, tome un taxi que me llevo a Soi Rambuttri, una calle que se encuentra al lado de Khao San Road (el antro de mochileros y guiris por excelencia). Fui directamente al Rambuttri Village Inn, que ya conocia y que recomiendo pues es un lugar economico, limpio y nuevo. Queria una habitacion con ventilador, pero como no quedaban al final me quede con una con aire acondicionado y television (aunque solo se ven tres canales extranjeros).
Lo primero que hice fue subir a la piscina del terrado, y luego me fui a dar un masaje tailandes (nada que ver con el tailandes que se hace en Espanya). Una senyora de mediana edad fue la encargada de machacar mis piernas y brazos durante una hora. Incluso pude escuchar como un joven que yacia al final de la habitacion le hacia proposiciones de matrimonio a la joven masajista que le habia tocado!
Tras cenar un plato tipico tailandes, Pad thai (fideos fritos) me meti en un cibercafe. El chico encargado era un pelin retrasado, y le costo lo suyo decirme en que ordenador tenia que sentarme. Al final, pese a haber estado una hora, y comunicarle que asi habia sido, el chaval se equivoco y me cobro la mitad de lo que debia.
Seguidamente me meti en el bar Gulliver, un viejo conocido de mis anteriores visitas a la ciudad. Alli enseguida empece a hablar con un ingles treintanyero cuyo nombre no acabe de entender por el elevado volumen de la musica. Tambien conocimos a unas hermanas danesas, Helle y Jenny, que habian llegado un dia antes a Bangkok procedentes de Camboya.
Al cerrar el bar, a la una de la noche, regresamos a nuestros respectivos hoteles, citandonos hoy en el mismo lugar (en cuanto acabe de escribir ire para alla).
Esta manyana me han despertado a las seis unos golpes en la puerta. Se ve que se habian equivocado, y se pensaban que tenia que coger un transfer a Pattaya, la meca del turismo sexual tailandes. Le he dicho a la chica que se confundia de habitacion y me he vuelto a dormir hasta que a las once me han vuelto a despertar. Esta vez querian saber si dejaba la habitacion o seguia en ella (se paga dia a dia). He optado por quedarme.
Tras comer en un restaurante vecino, me he comprado el billete de tren hasta la frontera con Malasia. Salgo manyana a la una del mediodia y llego a las diez de la manyana del siguiente. Por suerte en los trenes tailandeses se duerme bien.
Acto seguido he tomado un barco que me ha dejado en el embarcadero central, y de alli el metro elevado o "skytrain" hasta Siam Square, centro comercial por excelencia. Me he metido en un cine y he visto "Sin city", aunque admito que la primera hora he ido dando cabezadas pues me moria de suenyo y no entendia demasiado el ingles de la peli. La segunda mitad la he disfrutado mas. Tiene una estetica muy curiosa, un blanco y negro con algunos detalles de color, pero es muy violenta y no me ha acabado de convencer.
Como habia un trafico impresionante, he optado por volver al hotel en un mototaxi, que jugandose nuestro tipo de manera demasiado evidente, me ha dejado en un santiamen en mi destino. Tras un descanso y una siesta vespertina, he vuelto a Khao San Road donde me he comprado tres cds del Top Manta local (los ultimos de Coldplay y The White Stripes, asi como el debut homonimo de Donavon Frankenreiter). Tambien me he agenciado unas bambas Puma de imitacion a un precio irrisorio, pese a que creo que me van un poco justas.
He cenado un curry ver de arroz un poco picante y ahora me dispongo a ir al Gulliver (de hecho, me queda hora y media antes de que cierre).
Mi proxima cronica sera ya desde Malasia. Tengo previstos dirigirme a unas islas paradisiacas que se encuentran en la costa noreste de este pais. Hasta entonces.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ja trobava a faltar la rutina de mirar el filfogo quan consulto el correu!!
A disfrutar, que ja tindràs temps per preocupacions quan tornis... En uns dies estarem ben a prop!! No descarto copiar-te el tema del weblog, així que si ho faig, ja em diràs com posar el teu com a link!
Una abraçada,
IGNASI

2:10 a. m.  
Blogger mjk said...

¿Masaje tailandés? ¿Hermanas danesas? Yo ya sé por qué te has ido, bribón... Por cierto, agénciate, si puedes, el disco de Mando Diao. Muy primera etapa de Hellacopters. Me lo he pasado pipa con él...

8:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home